22 de febrero de 2013

Seis días



Confiada en su decisión y en que nadie la extrañará cerró los ojos y le entregó su cuerpo. Seis días después el mar la devolvió a la orilla seguro de que luego de su fugaz romance, tampoco él la echará de menos.