18 de enero de 2012

Así como así


Te desesperas, te alegras, te pones triste, melancólico, te enojas, te contentas, gritas, ries, mentas madres, lanzas bendiciones, lloras, le haces las horas maravillosas a algunas personas y un infierno a otras y, al final del día... no pasó, ni pasa, ni pasará nada.

2 comentarios:

  1. Doy gracias a Dios porque me ha permitido conocerte aunque sea en la distancia y dejarme ser participe de una forma u otra de este delicioso y acogedor "rinconcito" virtual y poder decirle así al mundo, a los amigos o solamente a ti, cómo me siento hoy....tus palabras una vez mas hablan por mi...gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola y muchísimas gracias tu comentario. Me siento muy contento de que visites, te guste, te identifiques y te sirva este "rinconcito virtual" como atinadamente lo llamas, realmente palabras como las tuyas son las que lo mantienen vivo. Te invito a que no dejes de visitarlo y además, si tienes algo que quieras publicar, por favor siéntete en la confianza de enviármelo para hacerlo. ¡Gracias y hasta pronto!.

    ResponderEliminar