24 de diciembre de 2012

Una estrella, un alma


En plática de sobremesa, mi madre dice: "Siempre he pensado que las estrellas son las almas de las personas que ya se han ido y que con su brillo nos recuerdan que nunca hay que olvidarlas". No sé si fue el tono de su voz o la manera en que lo dijo pero me sentí sumamente conmovido. Tal vez tenga razón y de vez en cuando sea bueno mirar a las estrellas y enviarles un saludo. 

2 comentarios:

  1. Que pensamiento tan hermoso, sea o no sea verdad, es bonito imaginarse que todas esas estrellas, son de algunos de nuestros seres queridos que se han ido y nos acompañan !!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Muchas gracias por visitarme y por el comentario.
    Lo que dices es cierto, sea o no verdad es bonito saber que no estamos solos y que ellos desde el cielo nos acompañan.
    Por aquí nos vemos comentando más publicaciones, hasta pronto y ¡muchas felicidades!

    ResponderEliminar